© ADESIMAN C/ Juan Gavala s/n - 16555 Carrascosa del Campo. CUENCA. Teléfono: 969 69 40 20
Cambiar a contenido.

ADESIMAN

Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio » Adesiman » El territorio

El territorio

Document Actions

El territorio de intervención de la Mancha Alta y la Sierra Media, se extiende sobre una superficie de 3.549 km2 donde residen 40.049 habitantes, distribuidos en 56 municipios, 2 Entidades de Ámbito Territorial Inferior al Municipio y 68 localidades o núcleos de población. Es destacable que, de los 40.000 habitantes, un sólo municipio, Tarancón, con alrededor de 13.500 hab., absorbe más de la cuarta parte, lo que hace del territorio una zona eminentemente rural.

El territorio de intervención se extiende sobre dos comarcas diferenciadas –la Sierra Media y la Mancha Alta-, que, sin embargo, pueden y deben agruparse bajo una única nota de identidad territorial.

Si desde el punto de vista del espacio físico y del paisaje las dos comarcas presentan rasgos diferenciados; desde el punto de vista económico, social, cultural e histórico ambas comarcas presentan elementos comunes. Así, es posible afirmar que pese a su gran extensión y diferenciación paisajística y agraria la zona de actuación mantiene una idiosincrasia que le es característica y definitoria.

 


Municipios ADESIMAN

La Hinojosa

La Parra de Las Vegas

Mota de Altarejos

Olmeda del Rey

Olivares del Júcar

Piqueras del Castillo

San Lorenzo de la Parrilla

Solera de Gabaldón

Valdetortola

- Valdeganga de Cuenca

- Tortola

Las Valeras

- Valeria (EATIM)

- Valera de Abajo

Valverde del Júcar

Villar de Olalla

- Villar de Olalla

- Villarejo Seco

- Barbalimpia

Villarejo Periesteban

Villares del Saz

Villaverde y Pasaconsol



   

El territorio y el patrimonio

Patrimonio medioambiental

El territorio de la Sierra Media y Mancha Alta conquense es un espacio rico en recursos desde el punto de vista de la biodiversidad, debido a la complejidad de su orografía y al amplio abanico de ecosistemas que lo componen. En concreto, 29.045 Ha están incluidas en la Red Natura 2000, lo que supone un 8,14% del territorio.

Desde el punto de vista del paisaje, el territorio se ha visto modificado por las artes agrarias, si bien quedan importantes ecosistemas no antropizados: bosques de encinar, humedales, monumentos geomorfológicos.

El territorio de la Sierra Media y Mancha Alta cuenta con grandes recursos asociado a su diversidad medioambiental; si bien, estos recursos distan aún de poder ser utilizados como una fuente de riqueza y motor de desarrollo. Señalamos a continuación aquellos incluidos en la Red de Espacios Protegidos.

  •    Reserva natural de la laguna de El Hito: Laguna de carácter estacional que sirve de invernada a una gran población de aves acuáticas.
  •    Reserva Natural del Complejo lagunar de Arcas: Sistema de lagunas de origen cárstico caracterizado por la complejidad de formas, tamaños y composición del agua.
  •    Microreserva de la cueva de los Morciguillos y de la Cueva de la Judía: Espacio de gran interés desde el punto de vista geológico y biodiversidad.
  •    ZEPA Esteparia de la Mancha Norte: Espacio de gran interés por las poblaciones de aves esteparias, especialmente la avutarda.
  •    ZEPA Hoz del río Gritos y páramos de Las Valeras: Ecosistema kárstico moldeado por la erosión del río Gritos con importante fauna avícola.
  •    ZEPA Sierra de Altomira: Asociación montañosa con una peculiar situación que favorece la colonias de especies protegidas como el halcón peregrino o el búho real.
  •    Estepas yesosas de La Alcarria Conquense y yeseras del Valle del Tajo: Espacios que de gran interés para la conservación de la biodiversidad del territorio.

Otro de los grandes recursos del territorio es el sector cinegético. Prácticamente todo el territorio está acotado, con poblaciones cinegéticas autóctonas de una tamaño apreciable y sostenibles. La propiedad suele ser de los propios habitantes de los pueblos, a excepción de contadas fincas privadas.

 

Patrimonio edificado

La ocupación de la comarca desde épocas muy remotas ha propiciado que aún hoy pervivan restos de los antiguos pobladores, tanto en manifestaciones culturales como en patrimonio edificado. Numerosos vestigios arqueológicos de la Edad del Bronce salpican la comarca como en Tarancón y Carrascosa del Campo (restos de necrópolis y poblados complejos). A partir del siglo II el mundo romano deja también su impronta en la comarca con los yacimientos de las antiguas ciudades romanas de Segóbriga y Valeria. Durante la invasión de los pueblos germanos y posteriormente visigodos los núcleos de población fueron ocupados de nuevo, núcleos que a partir del siglo VIII con la llegada de los árabes se abandonaron para surgir otros enclaves importantes, entre ellos Uclés, que será la capital de la Kora (nueva división administrativa), hasta que fue sucedida por Kunka (la actual Cuenca capital de la provincia). Posteriormente durante la época de la repoblación Uclés seguirá siendo un centro neurálgico de la comarca al ser la sede de la Orden Militar de Santiago.

Entre el patrimonio edificado del territorio destacamos, (entre paréntesis el año de declaración como Bien de Interés Cultural)

  •    Monasterio de Uclés (1981). Importante complejo monumental con una gran número de visitas anuales (superior a 100.000). Actualmente es el Seminario Menor de la Diócesis de Cuenca. Es de estilo herreriano y edificado sobre los restos de una antigua fortaleza árabe. Es conocido como El Escorial de La Mancha.
  •    Yacimiento Arqueológico de Segóbriga (1931) y de Valeria (1977). Importantes vestigios de ciudades romanas. El primero es actualmente Parque Arqueológico.
  •    Yacimiento Arqueológico El Cerro de Recuenco en Cervera del Llano. Importante yacimiento de la Edad del Bronce declarado Monumento Histórico-Artístico y Arqueológico.
  •    Yacimiento Arqueológico de Fuente de la Mota en Barchín del Hoyo (1981). Uno de los yacimientos prehistóricos más significativos de la meseta, donde se ha localizado un poblado prerromano.
  •    Complejo minero de “Lapis specularis”. Red de minas que se extiende por los territorios de la Alcarria Conquense y la Mancha Alta y que fueron determinantes para la romanización (asentamientos) del territorio.
  •    Edificaciones Religiosas declaradas Bien de Interés Cultural:

-          Iglesia de la Natividad de Arcas del Villar (1982). Uno de los ejemplos más originales del románico conquense, del siglo XIII.

-          Iglesia de la Asunción de Barchín del Hoyo del siglo XVIII (1992).

-          Iglesia de San Miguel Arcángel de Belinchón (1972).

-          Iglesia de la Natividad de Carrascosa del Campo (1972). Una de las mejores iglesias de la Diócesis de Cuenca y con gran interés y valor artístico.

-          Iglesia Nuestra Señora de la Asunción de Montalbanejo (1983).

-          Iglesia Parroquial de Mota de Altarejos (proceso iniciado en 2001).

-          Iglesia de la Asunción de Tarancón (proceso iniciado en 2002).

-          Iglesia Nuestra Señora de la Sey (1982). Mayor iglesia románica conservada en la provincia cuya construcción se llevó a cabo con parte del material de la antigua ciudad romana de Valeria.

Destaca también la arquitectura militar, reflejo de las vicisitudes que atravesó esta zona en determinadas épocas históricas. De especial relevancia son: el Castillo de Uclés, de origen árabe, el castillo de Torrebuceit de Zafra de Záncara y la Torre de Piqueras del Castillo pertenecientes a la época de la repoblación; los restos de los castillos de Villarejo de Fuentes, Puebla de Almenara y Saelices, construidos entre los siglos XIII y XV.

El patrimonio civil de la comarca nos ofrece una visión clara de la importancia histórica de la zona, al ser zona de influencia durante el imperio romano, perteneciente al Marquesado de Villena y a la Orden de Santiago en época medieval. Por esta razón numerosos pueblos tienen vestigios de antiguas casas palacio y casas blasonadas pertenecientes a familias nobles: Uclés, Puebla de Almenara, Saelices y Barchín del Hoyo. También tienen especial importancia los conjuntos urbanísticos monumentales como el de Uclés y Zafra de Záncara.

 

 

Patrimonio etnográfico

En relación con las construcciones etnográficas el territorio cuenta con importantes ejemplos de molinos de agua y de viento, los lavaderos, las antiguas fuentes y los chozos de pastores. No obstante, más importante que las construcciones son los eventos culturales que configuran las señas de identidad de la comarca y que cuentan con amplio reconocimiento regional e incluso nacional. Es el caso de las fiestas tradicionales, tan arraigadas en esta comarca. Estas fiestas son el ejemplo del mejor Folklore popular y han supuesto la recuperación de cantares, bailes, vestidos y gastronomía. Mención especial merecen:

  •    La Endiablada de Almonacid del Marquesado. Fiesta declarada de Interés Turístico Nacional. Se celebra a principios del mes de Febrero en honor a San Blas y La Virgen de la Candelaria.
  •    Fiestas de Moros y Cristianos de Valverde del Júcar. Fiesta declarada de Interés Turístico Regional. Se celebra a principios del mes de Enero, en honor al Santo Niño.
  •    El Vítor de Horcajo de Santiago. Fiesta de Interés Turístico Regional. Se celebra en honor a la Inmaculada Concepción en el mes de Diciembre.
  •    Pasión Viviente y Semana Santa de Tarancón. Declarada de Interés Turístico Regional. Es un acontecimiento que dramatiza la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo en escenarios naturales todos los Sábados de Gloria.

 

 

Creado por administrator
Última modificación 13-02-2014 10:08